Incompatibilidad Sexual

sexincp

Por: Dra. Sarah Sasso, Psicóloga Clínica. Psicoterapeuta Psicoanalítica. Especialista en Terapia Familiar y de Parejas.

Al hablar acerca de la incompatibilidad sexual, es importante partir de la premisa básica de que no todas las parejas pueden presentar el mismo apetito sexual, así como gustos idénticos sobre las relaciones íntimas, sino que por el contrario lo esperado es que cada uno de los miembros de una pareja, vayan descubriendo en sí mismos y en el otro, el repertorio sexual que los defina como pareja.

Esto último incluye algunos ritmos, hábitos, creencias compartidas, niveles de intimidad emocional que les permitan sentirse más cómodos, así como también realizar ajustes en la práctica de la relación sexual. No obstante cuando uno o ambos cónyuges no logran hacer estos ajustes o adaptaciones necesarias, es entonces donde puede surgir la necesidad de desintegrar la pareja, o bien “eliminar” la experiencia y el encuentro sexual en la vida conyugal.

La Incompatibilidad Sexual, en el campo de la Sexología Clínica, se le define como el inadecuado funcionamiento sexual en la pareja. No es más que la falta de adecuación a los requerimientos de la vida sexual entre la pareja.

A nivel corporal la incompatibilidad sexual, genera una disfunción en la cual el organismo no responde adecuadamente ante los estímulos, generando en la pareja ausencia del gozo ante el acto sexual, llevando de esta manera a los miembros de la díada, a experimentar sensaciones de fracaso, frustración, insatisfacción, entre otras reacciones.

El desarrollo de cualquier tipo de disfunción sexual, puede estar determinado por un complemento entre lo biológico y las influencias psicosociales, por lo tanto es importante tomar en cuenta alguna de los siguientes aspectos:

  • Tipo de comunicación e intimidad entre la pareja.
  • Los eventos y circunstancias familiares que circundaron a cada uno de los miembros de la pareja.
  • Las actitudes, creencias y pensamientos presentan gran influencia sobre el nivel de satisfacción sexual.
  • Aspectos emocionales, como la ansiedad y depresión tienen un impacto fuerte en el funcionamiento sexual.
  • Reacciones emocionales en general
  • Nivel de conocimiento sobre el sexo y sexualidad humana.
  • Preferencia sexual definida.

Interrogantes que pueden surgir en relación al tema:

¿Cómo se supera la incompatibilidad sexual?

Una vez que se determinan las razones, la pareja debe someterse a un tratamiento como pareja y a nivel individual, ya que estos problemas dejan secuelas en cada uno de los miembros de la díada y es muy importante que estas se puedan manejar, para que el tratamiento a nivel de pareja, sea mucho más funcional.

¿Qué tipo de problemas se presentan en los matrimonios cuando hay incompatibilidad sexual?

Uno de los problemas que surgen es la ignorancia por parte de uno o de ambos miembros de la pareja. Esto les lleva a no reconocer fácilmente que presentan una dificultad, por ende viven sin solucionarlo sintiéndose insatisfechos, como personas y como pareja o bien deciden que divorciarse puede ser la mejor solución.

Hay matrimonios que luego de años de vivir incompatiblemente, pueden llegar implícitamente o explícitamente a acuerdos de no tratar el tema o de no tener experiencias sexuales, sin embargo siguen unidos por otros componentes, convirtiéndose en “matrimonios desexualizados”. Estos tipos de matrimonios al no formar sexualmente una unidad matrimonial, no constituyen un matrimonio sano.

En cuanto al aspecto del género, se puede observar ciertas conductas en la mujer como la irritabilidad permanente, se les puede observar descuidadas, pueden presentarse vinculadas a los hijos en extremo, como una forma de recibir validación como madres, ya que no la reciben como mujer. Por otro lado se puede ver en el hombre que este trabaje en exceso o excederse en el consumo de bebidas alcohólicas, entre otras conductas.

¿El divorcio puede ser una opción al problema?

La incompatibilidad sexual es un elemento que aunque no sea reconocido por la pareja, es corrosivo para la vida en conyugal, afectando otros aspectos tan importantes como el afecto entre los miembros.

En algunas legislaciones es una causal de divorcio, denominándose también como incompatibilidad de carácteres. La incompatibilidad sexual, juega un papel trascendental en las causas de divorcio, por lo que ha sido declarado como un problema de Sanidad Social, haciéndose necesaria su prevención tal y como lo afirma la Organización Mundial de la Salud.

¿Existe la Terapia Perfecta?

Existen una amplia variedad de corrientes que manejan estos problemas, dentro del campo de la Terapia de Pareja y la Sexología, sin embargo lo más recomendado es encontrar una terapia que además de ayudar a mejorar el funcionamiento sexual, se enfoque también en trabajar en la intimidad emocional. Por lo anterior, la meta principal de la terapia es enfocarse en el sexo como una función natural, ayudando a la pareja a ver la sexualidad como una consecuencia de la intimidad que hay que aprender a desarrollar día a día.

Principales recomendaciones:

  • Reconocer que existe un problema.
  • Que cada uno pueda evaluar qué tanto esta situación les afecta, así como la importancia para la pareja de solucionar el problema o bien desear disolver el vínculo.
  • Buscar ayuda profesional, para trabajar a nivel de pareja y a nivel individual. La terapia les permitirá además de tratar de solucionar el problema, manejar la ansiedad, las sensaciones de frustración y fracaso y la depresión, en los casos en que se presente.
Post Tagged with ,